(Por Ricardo Serruya)

 

Se cumple un nuevo aniversario de aquella trasmisión que sembró pánico en los pobladores de los EEUU.

 

Fue un 30 de octubre  de 1938  que Orson Welles desde el Estudio principal de la Columbia Broadcasting de Nueva York narraba en directo una invasión de marcianos que terminaba como la “muerte”  del propio Welles y que en realidad fue el nacimiento de una leyenda cultural y radiofónica

Aquel día, en menos de una hora, en tan solo 59 minutos, la radio volvió a demostrar su enorme poder de empatía y sugestión.

Un noticiero narraba con gran realismo la invasión alienígena en la tierra: el locutor comenzaba relatando: «Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de último minuto procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez... Continuaremos informando».

A medida que el tiempo pasaba la crónica iba relatando como aquellos seres arrasaban con todo. Los estudios estiman que cerca de  de 12 millones de personas escucharon la transmisión y que algunas de ellas cayeron en pánico, suponiendo que el fin se aproximaba, ciudadanos -incluso- llamaba por teléfono a autoridades civiles y policiales denunciando haber visto extraterrestres.

Se Presume Inocente, programa de radio, habló  -sobre este hecho- con uno de los estudiosos de la radio más importantes que tienen nuestro país: Oscar Bosetti, locutor, periodista, docente universitario e investigador del fenómeno radial

 

Parte 1

Parte 2