Radio En Vivo

Por Ricardo Serruya

Ciertos grupos políticos, por lo general aquellos que piensan desde las derechas,
suelen decir que uno de los motivos por los que no avanzamos como país es
porque ciertos gobiernos –a los que acusan de populistas- intervienen en el
mercado o porque no dejamos crecer la iniciativa privada.
Suelen incluso argumentar que la carga impositiva y la persecución a empresas
hace que nadie quiera invertir ni generar trabajo.
Cuando mencionan esto suelen ver, con entusiasmo y hasta enamoramiento, otras
economías, como la Chilena( de la que me parece huelga aclarar que no ha
solucionado os problemas de la gente, por el contrario los ha empeorado), la de
algunos países de Europa o la norteamericana.
Una de las últimas embestidas con estos argumentos se dio cuando Vicentín
presentó quiebra y el gobierno decidió intervenir. Se rasgaron las vestiduras,
denunciaron intromisión del estado, algunos desbarrancaron y hasta acusaron al
gobierno de comunista.
Entre los tantos latiguillos expresan que en otros lados, esto, no pasa y que por eso
“estamos como estamos”
Curioso y falso axioma. En los países que tanto admiran algunos, el control del
estado es parte del juego capitalista.
Es lo que sucedió esta semana. El poder político norteamericano investigó a 4
empresas muy poderosas y nadie se desmayó por esta intromisión estatal.
El Departamento de Justicia de EE UU y un grupo de fiscales generales, estudian
presentar una denuncia contra Google, por violar supuestamente las leyes
antimonopolio del país, y también contra Facebook, Amazon y Apple que se
encuentran bajo una serie de investigaciones por supuesto abuso de posición de
dominio en los mercados donde operan afirmando, incluso afirman que irán a los
tribunales si el caso lo merece.
Las cuatro empresas investigadas en el poderoso país del norte recaudan más que
muchos presupuestos de países, y aún así no escapan al control.

Amazon acapara, solo en EEUU cerca del 40% de las ventas del sector y está
siendo acusada por la utilización de datos de vendedores para el desarrollo de sus
propios productos, y luego competir con estas empresas.
Apple es investigada por las acciones llevadas a cabo en su tienda App Store por
llevarse una parte desproporcionada de los ingresos y mantener políticas rígidas
que pueden impactar en los servicios de empresas de la competencia.
Facebook no sólo es el líder en redes sociales, también es dueño de plataformas
como WhatsApp, Messenger e Instagram para fotografías, que en total hacen unos
3 mil millones de usuarios y cuenta con una gran capacidad de recopilar y analizar
datos de consumidores. A esta empresa se la investiga por realizar prácticas que
sofocan la competencia .
Google, que ya ha enfrentado en Europa investigaciones antimonopolio
relacionadas con sus operaciones de compra y publicidad, se la acusa de prácticas
desleales con otras empresas del rubro y de maniobras no legales en publicidad
digital.
Por todo lo expresado el comité del Congreso de Estados Unidos, sugiere que estas
cuatro empresas son demasiado “poderosas”. Imagínate todo lo que se discutiría
acá sobre “lo inoportuno de una acusación así” .
Imagínate también cuán enojados, furiosos, dolidos se encontrarían nuestros
empresarios si a algún organismo del estado se le ocurre investigarlo.
Allá, en los países que tanto admiran, nadie sale a defender lo indefendible, y las
empresas se presentan y responden. Google actuó muy distinto a Vicentin, por
ejemplo, que se negó a dar información, por el contrario, en un escueto
comunicado, el grupo líder en búsqueda de datos expresó que la empresa sigue
“colaborando en las investigaciones en marcha lideradas por el Departamento de
Justicia y por el fiscal general.”
Ningún representante de partido político opositor salió a defender a google o a
expresar que se trata de un avance contra la libertad de empresa, es más, cuando
las investigaciones decidieron ampliar las acciones a Amazon, Apple y a Facebook,
los políticos demócratas y republicanos se unieron y expresaron su preocupación

por la enorme influencia que poseen estas empresas sobre todo generando
negocios en el campo de la salud y las finanzas.
Tampoco hubo manifestaciones de ciudadanos en las calles preocupados por la
intromisión del estado y estamos hablando de uno de los casos anti monopolio más
importante de la historia, no solo de EE UU sino del mundo
Las declaraciones de funcionarios estadounidenses generaría hiperbilubinemia en
algunos políticos y periodistas argentinos: “Estas empresas tienen demasiado
poder», afirmó el presidente de la comisión antimonopolio del Poder Judicial de la
Cámara de Representantes, y fue por más cuando acusó que las cuatro mega
empresas “… establecen precios predatorios y llevan a los usuarios a comprar
productos adicionales, ejerciendo su poder de manera destructiva y perjudicial
para expandirse»
Vade retro satán, aléjate reencarnación de Lenín diría sin sonrojarse políticos y
comunicadores y sin embargo se tratan de funcionarios del país más liberal del
planeta.
Y no se trata solo de discursos.
Esta semana a la audiencia conjunta realizada ante el Comité Judicial de la Cámara
comparecieron representantes empresariales de Apple; Amazon; Facebook, y
Google. Los directores ejecutivos de cuatro de las compañías más poderosas del
mundo testificaron de forma remota y a menos de 100 días de las elecciones. Acá
cuando Alberto Fernandez le dijo a Paola Roca que por haber ganado tanto pague
más impuestos, casi lo crucifican.
Los políticos norteamericanos fueron muchos más duros, los acusaron de colaborar
con universidades chinas, de enriquecerse escandalosamente, de cobrar
comisiones onerosas que ahogan a las empresas de la competencia.
Qué lejos estamos, como sociedad, de entender que un estado está obligado a
defender a los más débiles y que posee un rol de control que solo él debe ejercerlo
sin importar quién esté del otro lado.
Y que lejos estamos de tener una derecha más inteligente que deje de ver la paja
en el ojo ajeno y pueda sacarse, alguna vez, la viga del propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram