Radio En Vivo

Acerca de cómo es considerada la violencia de género en las ciudades pequeñas de la provincia de Santa Fe

Por Manuela Abuela

Las Chuecas (1), un colectivo feminista de San Jorge que viene trabajando en la ciudad desde 2015, llevó adelante mediante un soporte digital una encuesta denominada Una por Una, que surgió de la necesidad de desmitificar y arrojar luz sobre las ideas que circulan en de imaginario social de las localidades más pequeñas, tendientes a expresar que la violencia de género es una problemática que allí “no sucede”. Por consiguiente, el grupo considera que es un deber y un compromiso con su militancia expresar que ese preconcepto no sólo es erróneo, porque efectivamente está presente en la cotidianidad de la ciudad, sino que reducir la violencia de género a su manifestación física deja por fuera todo un abanico de tipologías que se abren en su haber.

¿Quiénes fueron encuestadas?

243 mujeres, de entre 16 a 63 años, estudiantes, trabajadoras y jubiladas, mujeres independientes, amas de casa, respondieron a 12 preguntas que perseguían dos objetivos: el primero, tener un número estimativo de mujeres víctimas de la violencia machista (ya que no existen datos certeros sobre el tema y las cifras oficiales que se manejan se refieren solamente a casos denunciados) y el segundo objetivo apunta a entender que San Jorge, al igual que cualquier otro conglomerado de personas, no está exento de esta problemática.

Aportes

Un dato importante que arrojaron estas encuestas fue que, en promedio, 4 de cada 5 mujeres sanjorgenses padeció violencia de género, de una o más de una forma en las cuales se presenta. Ahondando en ellas, la psicológica, la física y la sexual fueron las más mencionadas. Por otra parte, la obstétrica, económica y patrimonial fueron las que menor porcentajes obtuvieron.

Otro aporte significativo de este trabajo fue que, de todas las mujeres atravesadas por este flagelo, el 48% eligió callarse y no contarle a nadie lo que había vivido, el 40% se refugió en su círculo más cercano para buscar contención y sólo el 12% restante denunció el hecho. Entonces, ante estos números, cabe la pregunta ¿qué sucede en San Jorge que las mujeres víctimas de violencia de género no denuncian?

La respuesta no se hace esperar

Lo que sucede es que las mujeres, ante la pregunta “¿consideras que las mujeres estamos protegidas por la policía o la justicia en los casos de denuncia del hecho violento?” respondieron que no. Un “no” rotundo, repetido, ensordecedor.

De lo expuesto por las encuestadas, se puede inferir que todas miran en la misma dirección: el funcionamiento, mejor dicho, el mal funcionamiento de los entes gubernamentales que deben garantizar la integridad física de las mujeres, los cuales no brindan la seguridad suficiente para afrontar una denuncia y todo lo que ella conlleva.

Esta falta de confianza en su funcionamiento no se da por mero capricho, sino que son sabidos a viva voz la cantidad de casos de femicidios en donde las víctimas habían denunciado previamente al agresor y las consecuencias fueron abrumadoras. Sin embargo, la idea no es desalentar las denuncias por parte de las mujeres, sino exigir que cumplan con su función a quienes deben velar por nuestros derechos, quienes hacen y modifican las leyes, quienes las imparten, los responsables políticos de que no se cumplan: a ellos les cabe esta responsabilidad.

Vamos a lo importante

¿Dónde denunciar, dónde buscar ayuda, dónde sentirnos cuidadas cuando los entes creados específicamente para el acompañamiento y protección no funcionan como deberían? En San Jorge, y haciendo un paneo general en el resto del país, las mujeres no gozan de seguridad y contención al momento de manifestar un hecho de violencia de género. Y con ello no sólo se habla de la falta de formación en perspectiva de género de la Policía de la Mujer, sino también del Área de la Mujer, que no cuenta con contención psicológica ni asesoramiento jurídico que esté a la altura de las circunstancias, ya sea por falta de presupuesto, de competitividad o de empatía. Y esta falencia se replica en muchas otras localidades de la zona (y del país).

La importancia de este trabajo de encuestas radica en demostrar que los porcentajes reales de mujeres víctimas de violencia de género distan notablemente de los que se muestran en las estadísticas oficiales, ya que esos números dejan por fuera este gran caudal de mujeres que la padecen y no denuncian.

Por ello, invitamos a todas las agrupaciones de la provincia y del país a que repliquen la encuesta (2) en los campos de acción donde militan todos los días, no sólo para poder ponerle una cifra real a esta problemática sino, y sobre todo, para concientizar sobre lo fundamental e indispensable de gestar un cambio en el modo de accionar de aquellos espacios destinados a la protección de la víctima, para que la justicia patriarcal en la que estamos inmersos se transforme y pueda, de una vez, protegernos.

Los datos arrojados y a las conclusiones que nos llevan no deben ser solamente una alerta sino, y por sobre todas las cosas, un grito de lucha.

Nota al pie:

1- Podés conocer más sobre la agrupación ingresando a sus redes sociales: Instagram @laschuecas2017 – Facebook Las Chuecas – Twitter @laschuecasSJ

2- Se anexa a continuación el link de la encuesta, no para que respondan al cuestionario sino para que otros entes y agrupaciones puedan copiar las preguntas y el formato.

https://docs.google.com/forms/d/19uK3G6hqajRuBtI_dKnGmBR9qQce7OIq8Cir0wWF7q8/edit?usp=drive_web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram